INTRODUCCIÓN:

Desde hace muchos años, algunas de las disciplinas que forman la paraciencia, han sido desprestigiadas por carecer de una filosofía predefinida que marcara unas pautas, que si bien no han de ser consideradas como dogmas, sí se hacen necesarias para establecer las bases del rigor científico con el que se deben tratar los temas. Una investigación, sea del tipo que sea, lleva unas pautas de comportamiento y de preparación personal que no pueden ser obviadas ni olvidadas. El Profesor Don Germán de Argumosa,fue el primero en comunicar una línea filosófica única, capaz de proporcionar a las paraciencias el rigor y estatus social y académico que se merecen. En esa misma línea, tras el fallecimiento del profesor, como alumno en las ondas y como pensador, pretendo seguir con modestia el trabajo iniciado por el profesor, porque creo firmemente que es cierto que las paraciencias necesitan la aplicación de la filosofía en su máxima expresión. Un saludo y gracias por visitar mi blog. Espero que se encuentren comodos.

METODOLOGÍA

FORMACIÓN DE UNA TESIS, DE LAS HIPÓTESIS A LAS TEORÍAS.

Toda investigación rigurosa requiere un proceso analítico concienzudo para poder llegar a una mínima hipotesis y a tener unos fundamentos logico-formales para elaborar una teoría sostenible.

Inicialmente ante un fenómeno cuya causa nos es desconocida, pero cuyos efectos son tangibles, surgen muchas hipotesis. Esas hipotesis por si solas quizás, en un principio, no son muy significativas. Son hipotesis disgregadas, ideas vagas o simplemente suposiciones que por si solas no son capaces de dar solución al problema que plantea el fenómeno.

Posteriormente tras muchas investigaciones y muchos trabajos de campo, estas hipotesis se van comparando con otras, incluso se van añadiendo más hipotesis al grupo inicial, y van tomando forma, se van uniendo varias hipotesis que previamente se han confirmado científicamente y se ha corroborado que en un alto porcentaje pueden estar acertadas, así que se van separando las hipotesis válidas de las que en principio parecen no serlo. Por si solas forman un grupo bastante fiable y bien homogéneo, y así, tras un largo proceso surge una teoría.

Llegados a este punto, muchos científicos se plantan en esa teoría, en esa tesis recientemente formada y se niegan a aceptar más hipótesis como complemento o como variaciones de la teoría que inicialmente se creó. Muchas de las veces, la historia pone a cada uno en su lugar y los arqueólogos, antropólogos y demás investigadores de campo, demuestran que esa forma de pensar es erronea, que todo lo que hasta ahora ha sido puede dejar de ser, que lo que en un principio era algo inamovible ahora resulta ser totalmente incierto ya que florecieron unas nuevas pruebas que refutan parte de lo sostenido anteriormente.

Pero lo que es más importante, es que al margen de quien quiere mantener una teoría inicial como única, ignora que van apareciendo otro grupo de hipótesis entorno a la tesis inicial, hipotesis que por si solas se van agrupando en lo que se denomina otra teoría alternativa, de manera que puede complementar a la anterior o entrar en conflicto con sus principios. Si esas nuevas hipotesis refuerzan la teoría inicial, se suman a esta como un complemento indispensable para el desarroyo del conocimiento humano del hecho estudiado. Sin embargo, si refutan parte o la totalidad de la tesis anterior, se convierte en otra teoría tan valida como la anterior y cuanto menos tan controvertida, de hecho muchas veces son ambas facilmente sostenibles, aunque los criterios sean diferentes.

De esta forma y aunque existan dos teorías claramente diferenciadas, siempre surgen nuevas hipotesis alrededor de las mismas, que seguirán el mismo proceso de las anteriores, o bien se unirán a una de las dos teorías o se crearán nuevas teorías que pongan en tela de juicio las proposiciones hechas en las anteriores.

En cualquier caso, la historia nos está demostrando día a día, que las creencias, hipótesis, tesis, etc etc, van quedando obsoletas con el tiempo. Van surgiendo nuevas hipótesis que cuestionan hechos o sucesos pasados y ponen en tela de juicio una auténtica cantidad de años de estudios y sacrificios, por lo que siempre es necesario actualizarlas, poner al día los principios que las forman, comprobar si siguen teniendo validez conforme el tiempo ha pasado y ha cambiado algunos preceptos o conceptos.

De todos modos la evolución en el conocimiento científico implica la aceptación de nuevos criterios, aunque en parte esa aceptación sea como una mera hipotesis.

LA TESIS AL PAPEL como publicar una Tesis.

Una tesis de una investigación, consta de las siguientes partes:

TITULO- conciso y claro, breve y que de idea del tema de trabajo, procurar evitar subtitulos

PAGINA DE AGRADECIMIENTO- a los compañeros, a quienes hayan ayudado o prestado servicios.

RESUMEN- resumen descriptivo, frases claras. Cada frase debe contemplar un aspecto o parte del trabajo seguido.

El resumen debe estar seguido de un vocabulario de las palabras clave y de un resumen indicativo.

CONTENIDO- introducción, plan de trabajo, evolución histórica, fundamento teórico, 
parte experimental:
- productos de partida
- condicionantes
- circunstancias
- experimentación
- resultados, productos finales.


EXPOSICIÓN DE LOS RESULTADOS
- quizá repetir de una manera más clara
- enunciándolos
- comparándolos con otros resultados


RESUMEN FINAL
CONCLUSIONES RESUMIDAS EN DIEZ PUNTOS ANALÍTICOS
BIBLIOGRAFÍA ENCONTRADA.


FORMA FÍSICA DE LA TESIS:
Hojas de tamaño folio une A4
Escritas a ordenador a dos espacios, por un solo lado y numeradas con márgenes superior de cuatro centímetros, izquierdo de cuatro centímetros, derecho de cuatro centímetros e inferior de tres centímetros.
Encuadernaciones en forma sencilla, portada y contraportada
En la portada debe figurar: el título, el autor, el motivo, los estudios, la fecha completa.
Despues de la portada; hoja en blanco, prologo y agradecimientos, resumen descriptivo, indice y texto.
Puede contener figuras, gráficos (tamaño a elegir) y fotografías (en color)